Talentos jóvenes necesitan espacio para crecer. Así los arquitectos Ruetemple de Moscow han diseñado este loft con mucho espacio para trabajar y relajar, mucha luz y un ambiente inspiradora. Hasta una musa gatuna podría gozar de este ambiente. Este loft es para humano y gato y un paraíso para todos.

Originalmente una desaprovechada anexa a la casa, el propietario quería convertirla en un estudio para su hija que es aficionada al dibujo y la arquitectura, y por eso necesita un taller. Durante la reforma sacaron a la luz este sistema espectacular de vigas. Totalmente expuestos y restaurados, forman el elemento definitorio del diseño del loft.

El diseño de este loft para humano y gato conservado la amplitud y la luminosidad de este espacio. Un mueble único divide el loft en zona de trabajo y zona de estar. Este mobiliario es un estante abierto por ambos lados y a la altura del techo, con compartimentos de diferentes tamaños que ofrecen mucho espacio para los objetos personales.

Gracias a los colores claros y la madera, el loft es cálido y acogedor para personas y gatos. Quien se mude aquí con el gato no necesita preocuparse por su entretenimiento. Desde la estantería, el gato puede trepar a las vigas y crear allí su propio pequeño reino. También hay espacio para su gym – saltando entre vigas, estantería, sofá y mesas. Como a los gatos les encantan espacios altos para observar de un sitio seguro su territorio, esta casa parece hecho para ellos. Además, hay muchos caminos para poner los pies a la tierra – o directamente a la cama.


Esta está integrada en la sala de estar. Una cama alta está pegada a la pared. Los elementos del estante que divide la habitación también forman las escaleras hasta la cama. Allí arriba, las personas y los gatos pueden sentirse seguros en su loft.


Por propia experiencia el team de Ruetemple sabe de la importancia del interior para la creatividad y inspiración. Así han creado este espacio amplio y luminoso, dividido en dos zonas con dos sitios para trabajar. Uno se encuentra delante de la estantería, integrado en ella. El otro es una mesa grande que pasa por el costado el loft . Desde ahí, sentado en un taburete de bar se puede inspirarse en las vistas del jardín.

Este loft de 40 m2 ubicado en Moscow esta creado por los arquitectos Ruetemple (Alexander Kudimov y Daria Butakhina)  en el año 2015.

Fotos: @Alexanderkudimov
@ruetemple.architects

Author Sylvia Lucas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *